Profundizando sobre el contenido de los WEPs

 

 

 

"El valor de pertenecer a la Comunidad de Práctica WEPs en Colombia"

En los últimos años, ha sido visible el auge de las comunidades de práctica a nivel mundial en distintas áreas, donde sus participantes manifiestan unas necesidades e intereses comunes, asumiendo un compromiso mutuo para compartir sus experiencias y recibir el reconocimiento del resto de los miembros. De este modo, se produce una reflexión compartida que aporta valor a la comunidad, gracias al aprendizaje informal que se produce a través del intercambio de información y buenas prácticas, pero también a través del relacionamiento y las posibles alianzas que se pueden dar entre sus miembros. Bajo este marco de acción, surgen los Principios para el Empoderamiento de la Mujer (WEPs), los cuales después de distintos esfuerzos se han convertido en una comunidad, que busca visibilizar los beneficios de apostarle a la igualdad de género y empoderamiento de las Mujeres en el sector privado. 

Los WEPs son una iniciativa conjunta de UNW y PG que busca guiar a las empresas en la implementación de los Principios en el lugar de trabajo, el mercado y la comunidad. En ediciones anteriores de este boletín, hemos venido resaltando acciones concretas para llevar los Principios WEPs a la práctica. Hemos revisado conceptos, socializado buenas prácticas de empresas WEPs a nivel global, y entregado herramientas y recursos de utilidad. Esta vez queremos compartir una mirada sobre las razones que hacen de la participación en la Comunidad de Práctica, una parte esencial del plan de acción para implementar los WEPs.

Alrededor del mundo, ya son más de 3.650 empresas las que pertenecen a la comunidad WEPs, la región de las Américas y el Caribe cuenta con el mayor número de adhesiones (1.102) y en Colombia son 48 compañías, quienes han tomado la decisión de visibilizar su compromiso con la equidad de género y fortalecer su liderazgo en esta agenda. Esta es una comunidad diversa que cuenta con la participación de empresas de distintos tamaños de carácter nacional y que pertenecen a diversos sectores económicos, muchos de ellos tradicionalmente masculinizados, como es el caso del sector de la construcción, la minería o la electricidad.

En la nota anterior de este boletín, veíamos la importancia del liderazgo y el compromiso desde el más alto nivel como el presupuesto mínimo para avanzar en la implementación de los Principios, y dimos una cálida bienvenida a las empresas que se sumaron este primer trimestre a la Comunidad, y en el webinar del pasado 18 de septiembre generamos un espacio de diálogo sobre las estrategias de comunicación para la igualdad y cómo lograr posicionar marcas con propósito, que contribuyan a transformaciones culturales reales y de impacto, como parte de los compromisos del Principio 5. 

Todo lo anterior, es ejemplo del beneficio que trae consigo pertenecer a esta comunidad de práctica, pues facilitamos a las organizaciones, eventos de formación e intercambio y material que les permite alinear sus políticas y prácticas corporativas para alcanzar los principios WEPs y al mismo tiempo dar cumplimiento a los ODS propuestos para el cumplimiento de la agenda 2030 para alcanzar la sostenibilidad, basados en la innovación y el conocimiento colectivo, desde la experiencia y los casos de éxito de los demás miembros. Para generar este conocimiento e interacción, ha sido fundamental la creación de los perfiles de cada una de las empresas, en donde cada organización diligencia datos básicos y destaca información que considera relevante compartir con los demás miembros, es un proceso sencillo, pero con un amplio impacto para la comunidad WEPs. 

Pese a escenarios complejos  como la actual pandemia, la comunidad ha logrado sobreponerse y continuar con sus actividades de formación y acompañamiento. Por ello, el próximo 18 de noviembre, de 8:00 a 9:30am tendremos el III Encuentro Nacional de Empresas WEPs en Colombia, el espacio más importante de nuestra Comunidad para visibilizar y reconocer las mejores prácticas empresariales para la igualdad.

Finalmente, para alcanzar esa visibilidad y socialización como fin último de la comunidad de práctica, se requiere fortalecer el liderazgo y la comunicación a través de las estrategias de mercadeo y comunicación de las empresas.  Sabemos ya que la igualdad además de un derecho es un buen negocio, y que, así como contribuye a la sostenibilidad y el desarrollo de las sociedades, genera aumentos en la rentabilidad y la productividad, mejora el clima laboral, atrae la inversión, y amplia el mercado. Todos estos beneficios contribuyen a construir lugares de trabajo de preferencia, agregan valor a las marcas y definen preferencias en el mercado. Por esta razón, es estratégico hablar del compromiso por la igualdad, comunicar las buenas prácticas, y visibilizar dicho liderazgo. 

 

Fortaleciendo las buenas prácticas

Las comunidades de práctica se basan en la colaboración, participación y el aprendizaje social, son sus miembros quienes se encargan de la visibilización de su compromiso y de compartir las iniciativas que llevan a cabo desde el interior de sus organizaciones en materia de igualdad de género. 

Un primer paso, para alcanzar esa socialización y reconocimiento de las buenas prácticas, es creando una página de perfil dentro de nuestro portal WEPs, en la cual la empresa establece a cada signatario como miembro de la comunidad, brindando la oportunidad de compartir el trabajo que se está llevando a cabo para promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en el lugar de trabajo, el mercado y la comunidad. Es una información sencilla basada en el formulario de solicitud en línea de WEPs. Es así, como queremos invitarlos a todos a realizar este proceso, con el fin de darle un mayor valor a nuestra comunidad y comenzar a conocernos mejor entre miembros. Para mayor información pueden revisar la guía propuesta para la elaboración del perfil.

Adicional a esto, las empresas adheridas a la comunidad WEPs han avanzado en visibilizar sus buenas prácticas en los principios 1, 2, 3, 4, con el fin de mostrar un cambio en la cultura empresarial y transmitir el funcionamiento interno de la compañía, para que se convierta en valor de ejemplo para las empresas nuevas o en proceso de adhesión..

 

Lecturas sugeridas

Sobre el tema de buenas prácticas al interior de las organizaciones en materia de igualdad de género, los invitamos a consultar el informe “Empoderar a las mujeres en el trabajo: políticas y prácticas empresariales para la igualdad de género”.  Un material construido en conjunto por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Unión Europea y ONU Mujeres, en el marco del proyecto "Empoderar a las mujeres en el trabajo mediante una conducta empresarial responsable en los países del G7" (WE EMPOWER - Programa G7), que busca promover la igualdad de género en el trabajo, con un enfoque en cinco áreas clave.