Más autonomía económica, menos barreras

Eugenia Zarama es la directora Ejecutiva de Fenalco Seccional Nariño. Desde hace más de 9 años lidera el sector empresarial de este departamento. Su propósito en pandemia: que las mujeres avanzaran con su empoderamiento económico.

Fecha: lunes, 8 de marzo de 2021

“La Federación Nacional de Comerciantes es una organización que busca el desarrollo del comercio, a través del apoyo a empresarios y empresarias, luchando por el impulso a la competitividad, el bienestar e intereses del sector, ante las entidades oficiales y privadas, y es el lugar donde Eugenia Zarama ejerce su liderazgo  hace más de 9 años: “defender uno de los gremios más importantes de la región no ha sido fácil, siempre es un reto del que aprendo todos los días, mi trabajo requiere un alto compromiso, y hoy más que nunca, porque la pandemia ha generado grandes afectaciones en una región donde prevalece la pequeña y mediana empresa sustentada en la prestación de servicios comerciales, transporte y actividades agropecuarias”. 

Después de un año tan particular como lo fue el 2020, con muchos momentos duros para el sector empresarial no solo a nivel regional sino también nacional, Eugenia afirma que uno de los grandes retos desde su rol de liderazgo y de vocera de miles de empresarios y empresarias en Nariño, ha sido mantener el equilibrio y un llamado a la calma y al trabajo conjunto para salir de las grandes secuelas que ha dejado la pandemia por la COVID-19. Su papel ha sido fundamental en el territorio con altos y bajos,  pero siempre brindando a las empresas un mensaje esperanzador: “pasamos de dar capacitaciones en administración y empresarismo a dar charlas y conversaciones más desde lo humano, desde la capacidad de resiliencia; recibí muchas críticas de diferentes sectores, una comunidad asustada por la situación al igual que yo, pero nuestras empresas afiliadas siempre estuvieron ahí para darme ánimo y una voz de aliento”, dice Eugenia Zarama. 

La igualdad de género es un derecho y un buen negocio 

ONU Mujeres en alianza con la Embajada de Suecia, ha sido un gran aliado para el sector privado en Nariño, lo afirma Eugenia Zarama, evidenciando la necesidad de generar acciones para la disminución de brechas y desigualdades desde el ámbito laboral. Es así como se implementa durante dos años el proyecto ‘Inclusión social y productiva de las mujeres en Nariño’, con el fin de avanzar en estrategias de igualdad de género e incluir políticas y prácticas que mejoren la competitividad de 10 empresas representativas del departamento y el estímulo a la escala de iniciativas productivas lideradas por 21 organizaciones de mujeres de Nariño, bajo la consigna de que la igualdad de género es un derecho y un buen negocio

Esta ha sido la bandera que Eugenia lleva con ella desde que se generó la alianza entre Fenalco Nariño y ONU Mujeres, gracias al apoyo de la Embajada de Suecia. Se ha encargado de liderar un proceso de sensibilización dirigido a los y las empresarias sobre la importancia desarrollar procesos de selección de talento humano con enfoque de género, que abran espacio a la participación de las mujeres en cargos ejercidos históricamente por los hombres, así como para la estructuración de planes corporativos de igualdad que ayuden a las organizaciones para transformar sus políticas a favor de la diversidad, inclusión y no discriminación hacia las mujeres.

De manera paralela, y como respuesta rápida a los efectos de la pandemia, desde su cargo, Eugenia ha incluido estrategias de formación en marketing responsable, liderazgo empresarial con enfoque de género, publicidad no sexista, herramientas de contratación con enfoque de género, entre otras acciones. 

Esto en momentos en los que en Nariño más de 1.500 empresas cerraron en el año 2020, teniendo en cuenta que es un departamento donde el mayor porcentaje son microempresas, más de 5 empleos se perdieron, “para nuestro departamento la pandemia ha dejado un gran impacto, el índice de informalidad que representa más del 50%”, comenta Eugenia. 

No obstante, en medio de las adversidades del año pasado, las 10 empresas que hicieron parte de este proyecto estratégico para Fenalco, y que Eugenia lideró con todo el compromiso, se adhirieron a la Comunidad Global de Empresas WEPs (Principios para el Empoderamiento Económico de las Mujeres), participando activamente de los espacios de intercambio y de las acciones de la comunidad a nivel local que ya suma 50 signatarias en Colombia.

Hecho por Mujeres Nariñenses, herramienta virtual que permite impulsar el empoderamiento económico de mujeres a través de estrategias de comercialización 

Uno de los retos más grandes del proyecto fue adecuar su implementación a la pandemia por el Covid-19, cuenta Eugenia: “gracias al trabajo articulado con ONU Mujeres y al apoyo de la Embajada de Suecia, logramos articularnos de la mejor manera con las mujeres y avanzar en la búsqueda de alternativas para seguir respaldando sus emprendimientos y empresas. El reto era muy grande, pero lo asumimos y nos arriesgamos. Esto nos llevó a realizar una rueda de negocios virtual que dejó 126 citas exitosas entre las mujeres emprendedoras y las empresas más representativas de la región, negocios a corto y largo plazo por más de 93 millones”, cuenta Eugenia. 

Pero los retos no pararon: desde el proyecto surgió la idea de crear la plataforma hechopormujeresnarinenses.com, un espacio digital que permite generar alianzas para la comercialización de los productos y la promoción del trabajo de las mujeres rurales y su empoderamiento económico. 

Eugenia le apuesta a la igualdad de género y se visiona en algunos años como una mujer que transmite esperanza, unir a más sectores para el desarrollo económico de la región es uno de sus grandes sueños: “las mujeres podemos estar en cargos directivos, mantenernos no es difícil mientras que rompamos barreras y estereotipos”, dice.

     

.