Así es el liderazgo: conozca a Dora Saldarriaga, quien lucha por la paridad de género en la política en Colombia

Dora lidera la primera Comisión Legal para la Equidad de la Mujer de un Concejo Municipal en Colombia. Su inspiración: la colectividad con otras mujeres. “Sin el liderazgo feminista la igualdad no será posible”, advierte. Conozca su historia.

Fecha: lunes, 8 de marzo de 2021

“Mi consejo para todas aquellas mujeres que quieren incursionar en la política es que transiten en la utopía porque si una no tiene sueños no es capaz de pasar esa filigrana que hay entre el miedo y la potencia que todas tenemos”, dice Dora. Ella, abogada y oriunda del corregimiento de Santa Helena, zona rural de la ciudad de Medellín, Colombia, comenzó en el activismo exponiendo las desigualdades y diversas problemáticas que se viven en el campo. Todo esto la llevó a encontrarse con los temas de género y feminismo a su paso como profesora por la Universidad Autónoma Latinoamericana: “allí comencé mi activismo en litigio feminista”, comenta. Esta experiencia es lo que la llevó a que otras mujeres, también interesadas en el liderazgo, la invitaran a hacer parte del movimiento político de mujeres ‘Estamos listas’, que revolucionó la política en Medellín en las pasadas elecciones al Concejo y en las que Dora fue elegida concejala. Su apuesta política desde el feminismo dice, es “colectivizar la participación de las mujeres porque juntas avanzamos más rápido”. Y fue precisamente esa colectividad lo que la llevó junto a otras colegas a establecer y ser la presidenta de la primera Comisión Legal para la Equidad de la Mujer de un Concejo Municipal en Colombia. 

Que la nombren concejala y no concejal es ya una ganancia a favor de la igualdad, comenta Dora. Sus debates en el Concejo de Medellín se han dado desde la agenda feminista que la distingue como mujer en la política: “es mi agenda, mi hoja de ruta, no un anexo en el movimiento al que hago parte, como sí sucede en muchos partidos en nuestro país”. Esto ha llevado a que Dora exija, por ejemplo, cifras desagregadas al Gobierno local y todos los secretarios de despacho para dar cuenta de la realidad de las mujeres en su ciudad: “pueden ser pequeños logros, pero es un gran avance para las mujeres de mi ciudad”. 

“Ubicar el feminismo en el debate público colombiano me impulsa en mi labor”

Dora desde el Concejo de Medellín ha liderado el análisis del presupuesto con enfoque de género para cubrir las necesidades de las mujeres en la pandemia y en la reactivación social y económica en respuesta a los impactos de la pandemia. Además, junto a sus colegas, ha liderado la estrategia Buscarlas hasta encontrarlas, que ha logrado dar con el paradero de niñas y mujeres desaparecidas, muchas de ellas aún con vida. Al respecto, Dora comenta que la búsqueda de desaparecidas no es que no sucediera en Medellín, sino que “las buscaban bajo una lógica patriarcal y justificadora de la desaparición. Con esta estrategia hemos logrado darle otra mirada al tema, uno más humano”, cuenta Dora. 

Además de Buscarlas hasta encontrarlas, Dora ha avanzado con el control político al tema del acoso sexual en la Alcaldía de Medellín para la protección de las funcionarias de esa entidad: “se logró la contratación de una experta para implementar el protocolo de acoso sexual, por ejemplo”. Y a propósito de la pandemia por el Covid-19 y la urgencia por la reactivación económica de las mujeres en Colombia, “se han firmado varios acuerdos con la administración local en Medellín para avanzar en la reducción de las desigualdades en este sector de la infraestructura, que fue uno de los primeros que retomó labores, posibilitando más contratación de mujeres en él”, dice Dora. 

Sobre lo que aún le resta por cumplir en su puesto como presidenta de la Comisión, cuenta Dora, es que “se pueda avanzar en una discusión sobre el modelo económico de la ciudad de Medellín que genera tanta desigualdad y hace que haya una honda feminización de la pobreza. No hay con quién dar un debate serio al respecto”, dice. 

“Nos cuesta mucho a las mujeres estar en lo público”

Dora comenta que el costo para las mujeres que ocupan cargos públicos como el de ella, es alto. Esto porque muchas veces los partidos políticos no creen fielmente en el aporte que las mujeres hacen a sus agendas: “así sean el 30% del partido, no las ponen de primeras, no les financian sus campañas, lo que hace que no sea un tema fácil para que lleguen más mujeres a espacios de real participación política”. Es por esto que se hace urgente, dice Dora, que “haya cada vez más enfoque de género en la política porque eso permite que el 52% de la población, que somos nosotras, nos podamos nombrar”. 

Para ir avanzando en ese desafío, ONU Mujeres en alianza con la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo, USAID, ha brindado apoyo técnico no solo a la Comisión que preside Dora en Medellín, sino también a la Comisión Legal para la Equidad de la Mujer del Congreso de la República en Colombia y a las mujeres en general que ocupan estos espacios de poder local. Las entidades territoriales también han resultado beneficiadas toda vez que se les ha acompañado en la inclusión efectiva del enfoque de género en los procesos de control político y análisis de la planeación y presupuestación pública.

Dora apunta que todo este trabajo de la mano con ONU Mujeres es importante porque demuestra cuán trasformador puede ser colectivizar la apuesta política de las mujeres. Sin el feminismo, dice, ninguna estaría donde está ahora, “especialmente yo que ocupo este cargo. Si no fuera por todas esas mujeres que han luchado antes que nosotras yo no sería concejala. Lo lindo de las agendas feministas es que no son un asunto individual, sino que cada paso que damos es por miles de mujeres que ni siquiera conocemos”. 

     

.