En la frontera colombo ecuatoriana se promueven entornos protectores para las mujeres

Cerca de 150 mujeres y hombres de los municipios de Cumbal e Ipiales participan en el proyecto binacional “Comunidades Protectoras”, Colombia – Ecuador, el cual ha permitido iniciar un proceso de fortalecimiento comunitario para la generación de entornos protectores e inclusivos frente a riesgos asociados con la violencia basada en género y explotación sexual

Fecha: jueves, 17 de octubre de 2019

comunidades1
Crédito: ONU Mujeres Colombia / Corporación Hombres en Marcha

El proceso de fortalecimiento aborda una escuela de formación a mujeres lideresas de Cumbal e Ipiales, el desarrollo de un concurso artístico y cultural para promover masculinidades no violentas y corresponsables y un acompañamiento institucional para la reactivación y fortalecimiento en las rutas de atención de violencias contra las mujeres y niñas.

Con la participación de mujeres de los resguardos indígenas de Mayasquer, Panán, Chiles, Cumbal y de las zonas Yaramal, La Victoria, San Juan, Las Cruces, Santa Rosa, Las Lajas e Ipiales ubicados en la zona transfronteriza Colombo Ecuatoriana, se dio inicio a la Escuela de Formación, a través de la cual las mujeres han fortalecido sus capacidades para la prevención y protección frente al reclutamiento, la violencia basada en género y la explotación sexual. Las sesiones formativas han aportado conceptos asociados a la igualdad de género, la normatividad internacional, el derecho a una vida libre de violencias y la importancia de la participación política y social de las mujeres.

comunidades3
Crédito: ONU Mujeres Colombia / Corporación Hombres en Marcha

Estamos agradecidas con las organizaciones, porque la escuela nos ha dado la fuerza para seguir trabajando, las veo a mis compañeras y miro que se sienten capaces, que quieren empezar a participar en diferentes espacios” afirmó Alexandra Puenayán, lideresa y beneficiaria del proceso. Por su parte, Nancy Valenzuela señala que las sesiones de trabajo en la escuela han sido enriquecedoras “los temas son interesantes para nosotras las mujeres, porque nos motivan, es importante que participemos y trabajemos unidas, y la escuela nos ayuda en eso, a empoderarnos”, agregó.

En el marco del proyecto inicia también al concurso artístico y cultural Masculinidades, en el cual se han vinculado cerca de 35 hombres y mujeres, que hacen parte de diferentes agrupaciones musicales, dancísticas, audiovisuales y de artesanías en la zona fronteriza, para construir piezas que aporten a una transformación cultural desde el impulso de masculinidades no violentas y corresponsables. En los encuentros se han generado reflexiones en torno a los estereotipos de género que causan violencias contra las mujeres y las niñas, y cómo los hombres pueden aportar a la construcción de entornos más igualitarios.

Estas acciones han sido posible gracias al apoyo de ONU Mujeres y la financiación del United Nations Peacebuilding Fund, en el marco de la construcción y sostenimiento de la paz territorial.