Mujeres de todo el país se encuentran para construir propuestas para el Acuerdo sobre Comisión de la Verdad

Los días 27 y 28 tuvo lugar el 2º Encuentro del Ciclo “Derechos de las Mujeres, Justicia Transicional y Construcción de Paz”

Fecha: lunes, 31 de agosto de 2015

Encuentro comision verdad
Cerca de 120 mujeres de todo el territorio colombiano, junto con expertas internacionales y representantes de organizaciones de mujeres del nivel nacional y la cooperación internacional, se dieron cita en Bogotá en un Encuentro apoyado por ONU Mujeres, el Fondo de Justicia Transicional del PNUD, Dejusticia, ICTJ y la Cumbre Nacional de Mujeres y Paz.

Durante las dos jornadas de trabajo se alternaron las presentaciones de ponentes nacionales e internacionales en torno a experiencias de construcción de memoria en contextos de conflicto y posconflicto y Comisiones de la Verdad con perspectiva de género.

El primer encuentro de este ciclo tuvo lugar los días 1, 2 y 3 de diciembre del 2014, y en él se desarrolló un diálogo diverso sobre justicia transicional como oportunidad de transformación para las mujeres en el contexto de un posible acuerdo de paz en Colombia bajo los ejes de verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición.

En este segundo ciclo, a través de paneles de discusión y mesas de trabajo, diversas organizaciones sociales de mujeres, organizaciones de víctimas y otras expresiones de la sociedad civil que acompañan y lideran procesos de exigibilidad de los derechos de la verdad, la justicia y la reparación, dialogaron sobre los desafíos y apuestas de la Comisión de la Verdad acordada en la Mesa de Conversaciones en la Habana.

“La Comisión de la Verdad deberá fortalecer la voz de las víctimas y propiciar la convivencia territorial, deberá ser independiente y tener acceso a información clasificada”, afirmó Maria Camila Moreno, Directora en Colombia del ICTJ. Desde las organizaciones de mujeres, se resaltó la importancia de incidir en las desigualdades estructurales que viven las mujeres. Sandra Luna, de la Ruta Pacífica de las Mujeres, subrayó la importancia de que la Comisión de la Verdad “parta de la consideración de la existencia de un continuum de violencias contra las mujeres, que se exacerba bajo la lógica del conflicto”. Adriana Benjumea, quien participó en la mesa de instalación en representación de la Cumbre Nacional Mujeres y Paz, afirmó que “la violencia contra las mujeres no puede darse ni en tiempos de guerra ni en tiempos de paz”.

Maria Emma Wills, Asesora del Centro Nacional de Memoria Histórica, hizo llegar un video expresando sus opiniones sobre el papel que pueden cumplir las mujeres en un proceso de transición hacia la paz y consolidación de la democracia en Colombia.

Las ponentes internacionales aportaron sus experiencias en Comisiones de la Verdad en otros países, como el Perú. Julissa Mantilla, asesora de ONU Mujeres y quien participó en esta Comisión de la Verdad, destacó la importancia y la necesidad de garantizar paridad en estos espacios.

Alison Davidian, especialista en Justicia Transicional para el Área de Paz y Seguridad en la sede de ONU Mujeres en Nueva York, expuso su experiencia con las Comisiones de la Verdad en Timor Oriental y Sierra Leona , y las dificultades que enfrentaron: “Nos dimos cuenta de que las mujeres no hablaban de lo que les había pasado, tocó cambiar la estrategia para lograr que participaran en la Comisión de la Verdad, para conocer su verdad, en este caso fue muy importante el acompañamiento psicosocial”. Davidian subrayó la importancia de que la perspectiva de género se piense a dos niveles en una Comisión de la Verdad: de manera transversal en todo el trabajo pero también con la conformación de una unidad especializada en género con recursos suficientes.

Sofía Macher, quien también formó parte de la Comisión de la Verdad del Perú, habló de lo que generó en el país ese proceso: “La Comisión de la Verdad en Perú supuso dos cosas fundamentales: primero, establecer un interés público por saber qué les había pasado a las víctimas; segundo, la posibilidad de escuchar voces que habían sido acalladas históricamente”.

Belén Sanz, Representante de ONU Mujeres en Colombia fue la encargada de dar cierre al evento y exponer las principales conclusiones del mismo, señalando "la importancia de que la Comisión de la Verdad contribuya con su relato sobre “los hechos inobjetables de la guerra”, así como con sus recomendaciones, a develar y transformar todos los elementos culturales que favorece la discriminación y las violencias contra las mujeres, antes, durante y después de los conflictos". Asímismo, subrayó la necesidad de "incorporar un enfoque de género como un elemento estructural y estructurante de la Comisión de la Verdad, reconociendo la diversidad entre las mujeres, sus identidades y sus organizaciones".

Este ha sido un espacio importante para el análisis, la reflexión y la construcción de un documento que será enviado a la Mesa de Conversaciones con las propuestas, recomendaciones y aportes de las organizaciones de mujeres, organizaciones de víctimas, líderes, lideresas, actores institucionales, académicos y organismos multilaterales para la consolidación de la Comisión de la Verdad.