Las mujeres indígenas, afrodescendientes, refugiadas, exiliadas y migradas, víctimas y defensoras de los derechos humanos aportan a la construcción de justicia, memoria, verdad y paz

Organizaciones de mujeres del país pertenecientes a la Red Nacional de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos entregaron hoy una serie de informes ante el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición (SIVJRNR) que recogen sus esfuerzos para contribuir al esclarecimiento de los hechos y conductas cometidas en el marco del conflicto armado en contra de las mujeres y sus comunidades

Fecha: martes, 18 de junio de 2019

entregainformes6
Crédito: ONU Mujeres/Juan Camilo Arias

Hoy en el Museo Nacional de Bogotá, organizaciones de mujeres entregaron cinco informes ante el SIVJRNR, tres a la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición (CEV) y dos a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). En los informes se recogen los testimonios de más de 900 mujeres provenientes de 23 departamentos, pertenecientes a mujeres indígenas, mujeres afrodescendientes, mujeres refugiadas y la Red Nacional de Mujeres Defensoras.

Crédito: ONU Mujeres/Juan Camilo Arias

Adicionalmente, se presentó ante la Corte Constitucional de Colombia un informe construido por la Red Nacional de Mujeres Defensoras junto con la Corporación Sisma Mujer, que desarrolla un análisis a nivel nacional de la situación de las mujeres defensoras de derechos humanos.

Durante el evento, participó la presidenta de la Corte Constitucional, Gloria Stella Ortiz, quien resaltó la importancia de avanzar en dinámicas que contribuyan a la construcción y al sostenimiento de la paz.

La presidenta de la Jurisdicción Especial para la Paz, Patricia Linares, reconoció la labor de las mujeres presentes y la confianza depositada en la entrega de estos informes. "Ustedes son las mujeres que han reconstruido lo poco que ha quedado después de la guerra. El crimen ocasiona dolor y la justicia tiene el deber de contribuir a la sanación con la verdad", expresó la Sra. Linares.

entregainformes2
Crédito: ONU Mujeres/Juan Camilo Arias

Nuestra Representante, Ana Güezmes, reiteró la importancia de continuar en el esfuerzo de asegurar la participación efectiva y garantista de las mujeres víctimas en el Sistema Integral, ya que su participación es condición para profundizar en el sentido simbólico, transformador y retributivo que tiene la justicia transicional para las mujeres. “Desde ONU Mujeres reconocemos y respaldamos el valor del trabajo de las mujeres víctimas del conflicto armado en Colombia, así como de las lideresas y defensoras de los derechos de las mujeres. Su trabajo hace la diferencia para las mujeres y las niñas en Colombia y su valentía desde todos los sectores, sostiene la lucha para no dejar a nadie atrás”, compartió Ana en su intervención.

entregainformes
Crédito: ONU Mujeres/Juan Camilo Arias

Por su parte, el Embajador de Suecia en Colombia, Tommy Strömberg, reafirmó su respaldo al trabajo del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición como pilar fundamental en la construcción de una paz sostenible. “Suecia es un socio para la paz y el desarrollo sostenible en Colombia. Estamos convencidos que la igualdad de género es esencial para la paz y el fortalecimiento de la democracia. Una convicción reflejada en nuestro apoyo al Estado colombiano y a las organizaciones de la sociedad civil desde hace más de dos décadas”, afirmó el Embajador.

entregainformes3
Crédito: ONU Mujeres/Juan Camilo Arias

A las mujeres indígenas, afrodescendientes, refugiadas, exiliadas y migradas, víctimas y defensoras de los derechos humanos se les forzó a ser parte de la historia de violencia de Colombia a costa de sus cuerpos, sus familias, sus comunidades y sus territorios. Ahora, ellas escogen entregar su verdad de resistencia, restauración, sanación y perdón para aportar a la construcción de una paz que nazca de la reconciliación y la justicia. La no repetición de los horrores de la guerra solo se puede asegurar si se basa en la igualdad y la fuerza de las mujeres como constructoras de una nueva sociedad.

La construcción de los documentos fue posible gracias al apoyo de ONU Mujeres, la Unión Europea a través de la alianza de Christian AID con la Corporación Sisma Mujer, FOKUS, Fundación Heinrich Böll, Diakonia y Oxfam Colombia/Agencia Española de Cooperación Internacional para el desarrollo AECID.