La violencia contra las mujeres NUNCA es tolerable: Se debe rechazar públicamente

Activación del acuerdo de voluntades entre la DIMAYOR, ONU Mujeres y la Campaña No Es Hora De Callar frente a casos de violencia contra las mujeres cometidos por jugadores de fútbol

Fecha: viernes, 14 de julio de 2017

ONU Mujeres Colombia y la Campaña No Es Hora De Callar, apoyada por la Casa Editorial EL TIEMPO y liderada por la periodista Jineth Bedoya, en el marco del acuerdo de voluntades ratificado por segunda vez con la DIMAYOR el pasado 17 de febrero de 2017 en las instalaciones del periódico EL TIEMPO, manifiestan su enorme preocupación en torno a la denuncia de una violación cometida contra una mujer, por parte de varios jugadores del equipo Club Independiente Santa Fe.

Los hechos, que son materia de investigación por parte de la Fiscalía, nos obligan como instituciones firmantes de un acuerdo de voluntades a exigir que acusaciones de este tipo sean consideradas por las federaciones, equipos y clubes no como “asuntos privados” de los jugadores, sino como temas institucionales que deben ser sancionados desde el más alto nivel en las entidades futbolísticas.

En Colombia, los jugadores de fútbol como personajes públicos cuentan con gran legitimidad social, razón por la cual deberían asumir compromisos que promuevan cambios de actitudes y la transformación de imaginarios que de manera constante reproducen y justifican todas las formas de violencia contra las mujeres en el país y el mundo. Asumiendo ese compromiso, las instituciones futbolísticas, así como los mismos jugadores, deben mostrar su rechazo a cualquier forma de violencia contra las mujeres, sin justificarla por razones como la actividad económica de la víctima o la relación establecida con ella.

Siendo aliados en esta causa común por hacer del deporte un escenario difusor de mensajes de rechazo a las violencias contra las mujeres, en próximos días ONU Mujeres Colombia y la Campaña No Es Hora De Callar, sostendrán una reunión con la DIMAYOR para establecer un protocolo de actuación frente a casos como estos. Se hace urgente mantener coherencia con los compromisos adquiridos y con las campañas que desde el seno de las instituciones deportivas se suscriben y se deben impulsar.

Además de ser necesaria la coherencia en instituciones como la DIMAYOR y los equipos de fútbol que la conforman, el conjunto de la sociedad, con el liderazgo de las instituciones públicas, los medios de comunicación, y la sociedad civil, con el apoyo de la cooperación internacional, debe sumarse al rechazo contundente frente a cualquier acto de violencia que se cometa contra las mujeres; solo así se podrá avanzar hacia la erradicación de esta problemática que según Naciones Unidas se convirtió en pandemia.