Sistema de Naciones Unidas en Colombia repudia nuevo caso de feminicidio múltiple en Timbiquí, Cauca.

El Sistema de las Naciones Unidas en Colombia expresa su más profunda consternación e indignación frente a los sucesos que resultaron en la muerte violenta de cuatro mujeres en hechos registrados el pasado lunes, 24 de Julio, el corregimiento de Puerto Saija, jurisdicción del municipio de Timbiquí (Cauca).

Fecha: miércoles, 26 de julio de 2017

Esta nueva manifestación de violencia de género se deriva de dos ataques aislados, acontecidos en menos de 12 horas. En el primer incidente, tres mujeres sufrieron heridas mortales con arma blanca y fueron incineradas por su agresor tras un altercado en el lugar donde se encontraban reunidos. Las victimas presuntamente ejercían la prostitución, lo cual aumentaba su vulnerabilidad. El perpetrador del crimen múltiple ya se encuentra bajo custodia de las autoridades policiales y espera su traslado a la instancia judicial correspondiente.

Un segundo caso se refiere al asesinato de una mujer como resultado de la denuncia que ella misma interpuso por violencia intrafamiliar contra el homicida.

Estudios recientes[i] revelan que el feminicidio (el asesinato de una mujer “por su condición de ser mujer o por motivos de su identidad de género”, tal como lo define la ley 1761 de 2015), sigue cobrando la vida de cientos de mujeres en el país. Entre 2015 y 2016, se aumentó en un 3% el porcentaje de casos de mujeres asesinadas, pasando de 970 en 2015, a 997 en 2016. Se estima que al menos un 50% de estos casos son feminicidios. En Colombia, 7 de cada 10 mujeres sufren algún tipo de violencia y sin embargo, de cada 10 hechos violentos contra mujeres, sólo tres son denunciados debidamente ante las autoridades competentes.

Naciones Unidas insta a rechazar toda forma de violencia contra la mujer en el país e invita a Ministerios Sociales, Organismos No Gubernamentales, Sociedad Civil y a la comunidad en su conjunto, a avanzar de manera firme en el cumplimiento universal de los Derechos de las Mujeres. La censura social e institucional sistemática frente a esta forma de violencia es un medio necesario para su erradicación. Construir un mundo en donde se les garanticen a las mujeres las condiciones para una vida digna, plena y libre de violencias en todos los espacios es una meta que exige de la participación y aporte de toda la ciudadanía.

La Constitución Colombiana recoge y consolida el principio de equidad social y de género, lo cual le ha permitido al país avanzar significativamente en la ampliación de la participación de las mujeres en la toma de decisiones en el órgano legislativo, en los gobiernos locales y en otras instancias de participación popular. Todo ello es de suma importancia y representa un motivo de esperanza para lograr un salto cualitativo hacia la garantía universal de los Derechos de las Mujeres colombianas.

Lograr una vida libre de violencia contra las mujeres es un derecho básico y una condición fundamental para el ejercicio pleno de la democracia. También constituye un prerrequisito para alcanzar la paz que se construye hoy por hoy de manera colectiva a lo largo y ancho del país”, señaló hoy Martín Santiago Herrero, Coordinador Residente de ONU en Colombia. “Sabiendo, con sobra de argumentos, que la eliminación de toda forma de violencia contra las mujeres constituye un aspecto fundamental en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, hacemos hoy un llamado renovado a la conciencia de cada ciudadano y a la acción colectiva de toda la sociedad para poner el tema como prioridad absoluta en la agenda pública. 

[i] Medicina Legal / Universidad de la Sabana, Forensis 2015, y Forensis 2016