Mensaje del Sistema de las Naciones Unidas para conmemorar el Día Nacional por la Dignidad de las Víctimas de Violencia Sexual en el marco del conflicto armado 25 de mayo

Fecha: jueves, 25 de mayo de 2017

ONU Colombia

ONU colombia

Hoy se conmemora la dignidad de las mujeres que sufrieron violencia sexual en el marco del conflicto armado. Más allá de su condición de víctimas, hoy queremos rendirles un homenaje a las mujeres que con valentía y arrojo han roto el silencio para visibilizar esta atroz forma de violencia y reivindicar sus derechos humanos.

Los casos de violencia sexual en el marco del conflicto muestran la crudeza y la grave afectación de la población civil, revelando la manera en que los cuerpos de las mujeres se convirtieron en campo de batalla. A mayo de 2017, 19,684 casos de violencia sexual han sido registrados en el Registro Único de Víctimas, de los cuales 90% son mujeres.

Este crimen continúa siendo silenciado y persisten altos niveles de impunidad. Plataformas de mujeres y organizaciones de sociedad civil han estimado un sub-registro en la materia, explicado por el estigma con el que cargan aquellas que se han atrevido a denunciar. El segundo estudio de tolerancia institucional y social frente a la violencia realizado en 10 ciudades de Colombia por la CPEM y apoyado por ONU Mujeres revela, por ejemplo, que el 37% de la población aún piensa que “las mujeres que se visten de manera provocativa se exponen a que las violen.”

Este estigma y las estructuras discriminatorias exacerban la violencia sexual contra las mujeres y las niñas. Según los datos del Instituto Nacional de Medicina Legal, durante el 2016 se practicaron cerca de 19.000 exámenes médicos legales por presunto delito sexual contra mujeres y casi el 85% de estos casos afectaron a niñas y adolescentes entre 0 y 17 años.

La violencia sexual está ampliamente documentada alrededor del mundo como una estrategia de guerra para romper el tejido social, controlar e intimidar a las comunidades y forzarlas al desplazamiento. Por ello, necesitamos continuar levantando la voz por las mujeres y las niñas, los hombres y los niños cuyos cuerpos han sido considerados armas de guerra.

La paz es una oportunidad extraordinaria para abrir puertas, para cambiar las estructuras de desigualdad que históricamente han impedido el pleno disfrute de los derechos de las mujeres. Este 25 de mayo, además de un día para el reconocimiento y conmemoración de la dignidad de las víctimas de violencia sexual, debe ser una oportunidad para hacer un llamado a que se tomen medidas que garanticen el acceso a la verdad, la justicia, la reparación y a medidas de no repetición de este tipo de violencia.

Este 25 de mayo, el Sistema de Naciones Unidas en Colombia hace un llamado para que juntos avancemos hacia la construcción de una sociedad más igualitaria y con cero tolerancia hacia la violencia sexual. ¡No Es Hora de Callar!