Las verdades de las mujeres, uno de los principios del Sistema Integral de Justicia, Verdad, Reparación y Garantías de No Repetición

En el marco de la conmemoración de los 20 años de la resolución 1325 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, ONU Mujeres resalta la importante labor del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición y su compromiso con la verdad con enfoque de género.

Fecha: jueves, 29 de octubre de 2020

Créditos: Comisión de la Verdad - Grupo de trabajo de género

Son verdades, en plural, así como hay tantas  mujeres en el mundo que han sido víctimas en los diversos conflictos armados. En el caso de Colombia, de acuerdo con el  Registro Único de Víctimas, en el país hay 9.031.048 personas reconocidas como víctimas, de las cuales el 50.1% son mujeres. El Sistema Integral de Verdad, Justica, Reparación y no Repetición fue creado en el Acuerdo de Paz con las FARC y está conformado por la Justicia Especial para la Paz (JEP), la Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas (UBPD) y la Comisión de la Verdad (CEV), para avanzar hacia una paz que sea sostenible y que ponga en el centro a las mujeres víctimas, pues son ellas las que por décadas han sido ejemplo de resiliencia y reconciliación, incluso desde antes de que existiera el Sistema. 

Una de las particularidades del Sistema Integral de Justicia colombiano es que cuenta con la primera Comisión de la Verdad que tiene en su seno a un grupo dedicado exclusivamente a asuntos de género. ONU Mujeres en alianza con la Embajada de Suecia, ha acompañado los esfuerzos de la Comisión de la Verdad con el objetivo de integrar los relatos y experiencias de las mujeres en el proceso de construcción de la verdad e implementar así el mandato que tiene la Comisión de contribuir al esclarecimiento de lo ocurrido en el marco del conflicto, especialmente de los aspectos menos conocidos sobre los niños, niñas, adolescentes y la violencia de género y el reconocimiento de las formas diferenciadas en que el conflicto afectó a las niñas, jóvenes y mujeres.

Otra de las entidades fundamentales del Sistema Integral de Justica es la Unidad de Personas Dadas por Desaparecidas (UBPD), una entidad extrajudicial y humanitaria que tiene como objetivo coordinar y contribuir a las acciones de búsqueda y localización de personas dadas por desaparecidas en el marco del conflicto interno que se encuentren con vida y en los casos de fallecimiento, siempre que sea posible, la recuperación, identificación y entrega digna de cuerpos a sus familiares. 

Créditos: Comisión de la Verdad - Grupo de trabajo de género

Entre ONU Mujeres y la UBPD se han generado articulaciones y coordinaciones necesarias para incorporar el enfoque de género en el proceso de búsqueda de personas dadas por desaparecidas, además de avanzar en diversos proyectos que tienen como propósito el fortalecimiento de acciones con enfoque de género y derechos humanos de las mujeres, particularmente en el departamento del Meta, en donde se ha trabajado también de la mano con ONU Derechos Humanos.

Allí, se han realizado iniciativas como la construcción del Modelo Territorial de Garantías de No Repetición y de Empoderamiento de Mujeres y Jóvenes para su acceso al Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición, trabajo liderado por ONU Mujeres y ONU Derechos Humanos, desde la Iniciativa de Promoción de Género y Juventud (GYPI por sus siglas en inglés) del Fondo de Consolidación de la Paz (PBF) del Secretario General de las Naciones Unidas.

Créditos: Comisión de la Verdad - Grupo de trabajo de género

Además, gracias al trabajo entre la UBPD y ONU Mujeres se han podido ejecutar algunos espacios de formación integral sobre el Acuerdo de Paz y arquitectura institucional para la paz, liderado por la Corporación Sisma Mujer en alianza con la Asociación de Mujeres Desplazadas del Meta (Asomudem), igualmente, ha acompañado el desarrollo de la Escuela de Formación política “Yo puedo: género, juventud y liderazgo para la paz”, en donde se ha impactado la vida de 529 mujeres de Vista Hermosa, Meta. Este proceso ha desencadenado la incidencia de ellas en el Sistema Integral de Justica con la presentación de informes que abordan la violencia sexual y la desaparición forzada. 

Fueron cuatro informes en total, cuya entrega oficial se realizó el pasado 25 de junio. La JEP recibió, a través de la Magistrada Catalina Díaz y de la Sala de reconocimiento de verdad, de responsabilidad y de determinación de los hechos y conductas de la JEP los informes: “Olvidarlas nunca, esperarlas hasta encontrarlas. Informe sobre desaparición forzada” y “En mi cuerpo, el cuerpo de todas. Informe sobre violencia sexual”. Por su parte, el padre Francisco de Roux como Presidente de la CEV y Alejandra Miller como Comisionada recibieron el informe: “Defendiendo mi verdad, informe sobre desaparición forzada y violencia sexual de mujeres y jóvenes” y la directora de la UBPD, Luz Marina Monzón, recibió el informe “Huellas imborrables, caminos de memoria y dignidad. Informe sobre desaparición forzada”.

Por otra parte, la Justicia Especial para la Paz (JEP) con su Comisión de Género, significa un precedente en el país en materia de liderazgo de las mujeres en el Sistema Integral de Justicia, pues esta entidad, de la mano con ONU Mujeres y gracias también al apoyo del Gobierno de Suecia como aliados en todo su quehacer, propone un notable cambio de paradigma respecto al modelo de persecución y sanción estatal vigente, pues se transita de la invisibilidad de las víctimas  y la prevalencia de las penas privativas de libertad, a un derecho  restaurativo que tiene como eje fundamental la participación informada y activa  de las víctimas y sus comunidades para garantizarles el acceso a la verdad, a las medidas de reparación y de no repetición.

 
 

.