Audiencia pública por la paz y la participación de mujeres en Caloto, Cauca

En el marco del Día Internacional de la Mujer, se realizó una audiencia pública con la intención de visibilizar el proceso que vienen adelantando las mujeres del municipio, exigir derechos y dialogar acerca de los problemas que más afectan a la comunidad

Fecha: miércoles, 3 de abril de 2019

audiencia publica 1
Crédito: Comunitar

“Hemos venido defendiendo la paz, (…) estar aquí no es gratuito, hace parte del trabajo de otras mujeres que nos antecedieron. La paz se construye con las mujeres, esta es la prueba de que sí se puede y que no debemos desfallecer.” Así, una de las lideresas presentes, se pronunció en la bienvenida a las 163 mujeres, entre afrodescendientes, campesinas, mestizas e indígenas, que llegaron desde los distintos corregimientos y veredas cercanas de Caloto a la Audiencia Pública por la Paz y la Participación de las Mujeres, que se llevó a cabo en el Parque Lineal Río Chiquito del municipio de Caloto, el pasado 8 de marzo, en el marco conmemorativo y reivindicativo de la lucha por los derechos de las mujeres.

Esta audiencia se sumó a las manifestaciones políticas y artísticas que se realizaron en conjunto con la comunidad caloteña con la intención de dar a conocer el proceso que adelantan sus mujeres, realizar un ejercicio de exigibilidad de derechos, discutir los problemas y necesidades más importantes que afectan a la comunidad y construir un pacto político de llamado a la institucionalidad para trabajar en la solución de problemáticas propias de las mujeres en el territorio, entre las que destacan: la falta de participación política de las mujeres; inseguridad ocasionada por la presencia de grupos armados ilegales, bandas criminales y falta de institucionalidad en el territorio; el rol de la mujeres rurales y campesinas caucanas en el proceso de sustitución de cultivos ilícitos.

audiencia publica 2
Crédito: Comunitar

Mujeres rurales y campesinas en el cauca, a la sombra del proceso de sustitución

Los planteamientos del Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito (PNIS), enmarcado en el punto 4 del acuerdo de paz, expresan disposiciones con enfoque de género que priorizan la inclusión de las mujeres en el programa y promueven su participación. Así, uno de los temas centrales de la audiencia, fue el papel de las mujeres en el proceso de sustitución de cultivos de uso ilícito y su relación y vinculación con el PNIS.

En medio de la desigualdad que persiste en Colombia, los procesos de transformación territorial y de reconfiguración de actores armados, impactan a las mujeres y niñas rurales, siendo ellas las principales víctimas del conflicto armado, la pobreza, la discriminación y la violencia sociopolítica por la defensa del agua, el territorio y los acuerdos de paz. En ese contexto, existen numerosos pendientes para las mujeres en la construcción de paz:

  1. La inversión para las mujeres rurales y campesinas es una incertidumbre, pues entre tanto, no existe una visión sistémica de la economía que integre la reproducción social de la vida y las condiciones dignas de las mujeres que la sostienen. Tampoco existe evidencia de que los créditos de financiamiento de fomento agropecuario y rural sean suficientes y eficaces para fortalecer los proyectos productivos de las mujeres rurales y sus organizaciones, de manera que puedan competir en el mercado nacional con sus productos importados subsidiados (que resultan más baratos). Asimismo, existe una falta de claridad en el porcentaje de proyectos adjudicados a mujeres rurales y campesinas en el marco de implementación del acuerdo, esto sumado a la precariedad y carencia de información sobre la designación presupuestal y territorialización para mujer rural.
  1. La Persistencia de las formas Violencia y la Impunidad Exacerbada para las Mujeres en el Post Conflicto
  1. La situación de las mujeres en la Sustitución y la Transición Económica Territorial referente al PNIS en el Cauca: Considerando que no existe una caracterización sobre las mujeres que ingresaron al PNIS en los diferentes departamentos, es difícil determinar las necesidades específicas de las mismas, su situación en relación a la tierra y las medidas diferenciales que se podrían llevar a cabo en Planes Integrales de Sustitución y Desarrollo Alternativo PISDA – y la protección de las familias en cabeza de una mujer para que transite a la sustitución.

Participación política de las mujeres

Caloto es uno de los 3 municipios a nivel departamental que cuenta con una alcaldesa, sin embargo, no hay ninguna mujer que integre el concejo municipal actualmente. A pesar de que existe una ley de cuotas, la transformación de la cultura política del municipio requiere de mayor trabajo en ese sentido, de acuerdo con la comunidad, es urgente que en Caloto se puedan evidenciar acciones concretas con destinación presupuestal para fortalecer a las mujeres, y por ende a las comunidades, en el auto reconocimiento como sujetas de derechos y líderes políticas.

Históricamente las mujeres han enfrentado grandes desafíos en materia de participación política: sólo hasta 1957 las colombianas pudieron salir a votar, y desde ese año hasta hoy, la baja representación en las instancias de decisión política es evidente. La permanente construcción de una democracia es un reto que convoca a gran variedad de actores, así permitir avanzar la participación y representación de las mujeres en los diferentes escenarios es una máxima en la cual la participación del Estado, las instituciones y la ciudadanía es decisiva.

audiencia publica 4
Crédito: Comunitar

Siendo la construcción de paz y convivencia el mayor interés de las mujeres caucanas, resulta alarmante el incremento de amenazas y asesinatos de líderes y lideresas sociales. Hay que tener en cuenta, que, desde noviembre de 2016 y enero de 2019, según la Defensoría del Pueblo, se han asesinado un total de 438 líderes en todo el territorio colombiano, siendo el Cauca, uno de los departamentos con mayor presencia de economías ilegales y donde más asesinatos se han registrado.

Este, al igual que las formas de relacionamiento basadas en estereotipos de género, es uno de los obstáculos que interfieren en las dinámicas de las mujeres en el ámbito político. Es necesario reconocer las violencias que sufren las mujeres en su ejercicio político, y a su vez abordarlas, con la urgencia, la contundencia y la sensibilidad necesaria, para erradicarlas de nuestro territorio, en todos los espacios.

La jornada fue considera exitosa, la participación y las disposiciones de las caloteñas fueron muy positivas. Cabe resaltar que, a pesar del llamado a los funcionarios de la alcaldía municipal, su participación fue relativamente baja, el liderazgo estuvo en las mujeres de la localidad.  En conclusión, se logró dimensionar el trabajo que están realizando las organizaciones de mujeres articuladas para el alcance de un objetivo en común: erradicar las violencias en contra de las mujeres e incidir en espacios importantes de toma de decisiones donde puedan formular acciones en pro de las mujeres del municipio y sus alrededores.

Este evento fue posible gracias al apoyo del Fondo Multidonante de las Naciones Unidas para el Sostenimiento de la Paz en Colombia (UN MPTF) y el Fondo de Mujeres para la Paz y la Acción Humanitaria (WPHF), por medio del proyecto “Organizaciones de mujeres del Cauca protagonistas de la reconciliación para la convivencia pacífica y la planeación local en la construcción de paz territorial” en el cual ONU Mujeres ejerce el rol de Secretaria Técnica de la Convocatoria.