Encuentro de Mujeres Negras y Afrodescendientes del Municipio de Bojayá por una reparación incluyente

Del 14 al 15 de septiembre se realizó un encuentro para fortalecer sus conocimientos y capacidades sobre sus derechos a la verdad, la justicia y la reparación

Fecha: jueves, 20 de septiembre de 2018

encuentro bojaya
Crédito: ONU Mujeres

Con el objetivo de plantear una asistencia técnica para fortalecer la incorporación del enfoque de género y derechos de las mujeres en los procesos de reparación colectiva de Bojayá, ONU Mujeres realizó el Encuentro de Mujeres Negras y Afrodescendientes del Municipio de Bojayá.

En el encuentro participó el Grupo de Mujeres Guayacán, el Comité por los DDHH de las Víctimas de Bojayá, Comité Dos de Mayo, la emisora local de Bojayá Estéreo, Consejos Comunitarios Locales de Bojayá y el Consejo Comunitario Mayor de la Asociación Campesina Mayor Integral del Atrato (COCOMACIA).

bojaya 2
Ritual de cierre del encuentro 

El evento sirvió como espacio de reflexión sobre la identidad de las mujeres negras y afrodescendiente de Bojayá y de socialización de los derechos de las mujeres negras y afrodescendientes en el marco del conflicto armado y reflexionar sobre su reivindicación en la historia del municipio. Además, se construyeron propuestas de incidencia desde las mujeres para lograr una mayor participación en sus procesos de reparación, priorizando sus apuestas y definiendo estrategias.

“El Grupo de Mujeres Guayacán ha sido y sigue siendo un espacio de empoderamiento del pueblo Bojayaseño, porque en ellas se mantiene la esperanza de que en el Bellavista Viejo se realice un santuario que mantenga viva la memoria de lo vivido y se siga exigiendo el esclarecimiento de la verdad de los hechos.” (Testimonios Mujeres, Bojayá, 2018)

Las mujeres han sido el soporte de los procesos organizativos de Bojayá porque han ayudado a la organización comunitaria, a la reconstrucción de vínculos de confianza durante y después de los hechos de violencia. Sin embargo, son triplemente victimizadas por ser mujeres, por su identidad étnica y por su condición de victimización. Por esta razón, es necesario que el proceso de reparación colectiva garantice sus derechos para que se les reconozcan particularmente sus afectaciones y se formulen medidas adecuadas para su reparación.