Mujeres del sur-oeste colombiano le apuestan al desarrollo y fortalecimiento de economías propias

En Colombia las mujeres rurales son las que más enfrentan situaciones de pobreza, exclusión y discriminación debido a su limitado acceso a los recursos y bienes públicos, ONU Mujeres viene fortaleciendo el liderazgo de las mujeres rurales del sur del departamento del Cauca para impulsar su empoderamiento económico.

Fecha: lunes, 27 de febrero de 2017

mujeres cafetales colombia
Foto: Laura Soriano / ONU Mujeres.

Mercedes Ruiz es una mujer menuda de tez canela oriunda del municipio de Almaguer ubicado en la Estrella Fluvial del Macizo colombiano (sur- oeste del país), un lugar privilegiado por su riqueza geográfica, especialmente por los cultivos de café.

En este municipio, Mercedes y 600 mujeres decidieron conformar hace un año, la Asociación de Mujeres Rurales Almaguereñas AMURA, una organización que agrupa a mujeres indígenas y campesinas de la zona que buscan la forma de aportar económicamente a su entorno, “Decidimos organizarnos porque no se nos tenía en cuenta, y porque históricamente las mujeres del Macizo Colombiano hemos estado motivadas por fortalecer nuestro liderazgo”, asegura Mercedes.

Mercedes ha sembrado una variedad de café altamente reconocida por los cafeteros. “Para nosotras el café, es un producto que se ha cultivado ancestralmente en nuestros territorios, además, es en torno a él que tenemos la oportunidad de comercializar”, manifiesta Mercedes.

Ella al igual que 90 mujeres pertenecientes a otras 4 iniciativas productivas relacionadas con la quinua y el café, participa de una estrategia implementada por ONU Mujeres* en los municipios de Almaguer, Bolívar, San Sebastián y Totoró, ubicados en el departamento del Cauca, zonas históricamente afectadas por el conflicto social y armado colombiano. Este proyecto se implementa gracias al Programa Conjunto, iniciativa de la cual hace parte ONU Mujeres con diversas agencias del Sistema de Naciones en Colombia (PMA, PNUD y FAO), la Gobernación del Cauca y entidades del gobierno nacional, y cuyo objetivo es, avanzar hacia el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) como elementos estructurales de la construcción de la paz a nivel territorial.


En el marco de este proyecto tanto mujeres como hombres de la comunidad han participado en diversas sesiones de formación donde aprenden sobre los beneficios del empoderamiento económico de las mujeres y la transformación cultural de los roles de género.

Como resultado de estos encuentros, las mujeres cuentan hoy en día con herramientas que les permiten mejorar el poder de sus mercados agrícolas a través de la consolidación de sus emprendimientos, fomentar sus capacidades de resiliencia frente a la violencia contra las mujeres y balancear la sobrecarga del cuidado no remunerado.

“Nosotras no sabíamos mucho sobre tener una organización, al principio lo hablamos, y fuimos materializando la idea de convocarnos, luego nos reuníamos y ya, ahora con la información que hemos recibido en los talleres y actividades, hemos visto la oportunidad de liderar y tener una participación activa para sacar adelante nuestras propias iniciativas”,
cuenta Mercedes

Para Mercedes conformar una organización no ha sido tarea fácil, “al principio mi familia no veía muy bien que me involucrara en este proceso organizativo porque decían que tenía que salir mucho y descuidar cosas de la casa”.

Pese a los obstáculos ha habido grandes ganancias: “Ahora mi familia colabora en la parte del hogar, saben que la organización y los procesos formativos son una ayuda no sólo para mi sino un beneficio para todos: mi hijo de 18 años me motiva como mujer a que aprenda y trabaje en comunidad, al igual que mi esposo que ahora siempre me da fortaleza para seguir y no desfallecer en este proyecto”

Mercedes reconoce que “la asistencia técnica que hemos recibido que nos ha permitido desarrollar un plan de negocios y fortalecer nuestra estructura”.

Desde la visión de que el empoderamiento económico de las mujeres va más allá de su capacidad para acceder a los recursos económico, ONU Mujeres se ha enfocado en potenciar las capacidades de las mujeres para influenciar de manera amplia sobre las decisiones económicas y políticas que determinan las condiciones materiales en que viven y el reconocimiento de su aporte a la economía de su región.

“Cualificar el liderazgo y nivel de empoderamiento de las mujeres, nos lleva a ser más activas en los procesos de planeación del municipio y en la construcción del desarrollo local, sabemos que estos son pasos importantes para lograr establecer una paz y un desarrollo en la región que nos incluya a las mujeres” enfatiza, Mercedes.