Tejiendo la memoria: Narrativas del conflicto, la violencia y la resistencia

El conversatorio entre diferentes mujeres de organizaciones tuvo lugar en el marco de la franja que ONU Mujeres impulsa en la FILBo

Fecha: lunes, 25 de abril de 2016

panel tejiendo la memoria
En el panel participaron Lilia Yaya del Costurero de la Memoria, Gloria Amparo Suárez de la Organización Femenina Popular de Barrancabermeja y Teresita Gaviria de las Madres de la Candelaria, con moderación de Diana Espinosa de ONU Mujeres
En la tercera conversación de la franja Mujeres: narrativas de la guerra a la paz, el relato se construyó desde las propias víctimas y fue más allá de la palabra. El domingo 24 de abril estuvieron presentes en la Feria del Libro de Bogotá tres experiencias que han permitido la recuperación de memoria a partir de la resignificación de las vivencias: Memorias del Árbol de la Vida, de la Asociación de Madres de la Candeleria, de Medellín; los relatos de las mujeres del Magdalena Medio, recuperados por la Organización Femenina Popular (OFP) de Barrancabermeja, y el Costurero de la Memoria del Centro de Memoria, Paz y Reconciliación de Bogotá.

Si, como cita el Centro Nacional de Memoria Histórica, “la Memoria es un acto político y una práctica social; un campo en tensión donde se construyen, retan y transforman jerarquías, desigualdades y exclusiones sociales, así como una esfera donde se tejen legitimidades, amistades y enemistades políticas y sociales”, este diálogo de mujeres, representativas de varias experiencias colectivas del territorio nacional, fue sin duda un aporte revelador para la franja de conversatorios organizada por ONU Mujeres y la Feria Internacional del Libro de Bogotá, y que se realizó gracias al apoyo de las Embajadas de Noruega y Suecia.

tejiendo la memoria
Los y las asistentes pudieron admirar los bordados del Costurero de la Memoria, experiencia impulsada por el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación
El conversatorio contó con la moderación de Diana Espinosa, Oficial Nacional de Programas de ONU Mujeres. En él participaron Lilia Yaya, del “Costurero de la Memoria” del Centro de Memoria, Paz y Reconciliación ; Teresita Gaviria, de la Asociación Madres de la Candelaria de Medellín, con la experiencia “Memorias del Árbol de la Vida” y Gloria Amparo Suárez, de la Organización Femenina Popular de Barrancabermeja, con la experiencia de narraciones de mujeres del Magdalena Medio.

El Costurero de la Memoria, expuso la forma en que la organización reconstruye la Memoria desde la narrativa de las víctimas del conflicto, y “repara la memoria de dignidad de las víctimas para reconstruir el tejido social”. Teresita Gaviria, afirmó que “la verdad es la mejor reparación”, algo en lo que coinciden sus compañeras. “Tenemos mujeres verracas que siguen queriendo la paz a pesar de las falencias que hemos sufrido” concluye haciéndose eco de la valentía de todas las mujeres víctimas de la violencia que se organizaron en asociaciones para exigir sus derechos.